Reducción de pecho

Tratamiento de reducción de pecho

reducción de pecho
La reducción de pecho o mamoplastia de reducción es una cirugía que tiene el objetivo de reducir el tamaño de los senos. La reducción y la remodelación del pecho se consiguen mediante la extirpación de piel, tejido mamario y tejido graso. Con esta técnica se consigue un pecho firme, ligero, bien proyectado y armonioso.

Procedimiento de la operación de reducción de mamas

En Clínicas Dorsia contamos con una gran experiencia en reducción de pecho.

Reducción de pecho

Se realiza extirpando el exceso de piel, grasa y tejido mamario a través de una incisión que, aunque será visible, se diseña para que apenas se aprecie a simple vista. La duración de la cirugía oscilará entre 2 y 4 horas y, generalmente, la mujer queda ingresada una o dos noches en el hospital.

Testimonios reducción de pecho

Al ser aconsejada por otras amigas, buscando por Internet, o viendo los resultados en otras mujeres. Así es como Rocío, Arancha, Mª Teresa y Laura eligieron Clínicas Dorsia para realizarse la operación de reducción de pecho. Nos cuentan cómo fue el procedimiento y el postoperatorio.

Perfil de la paciente de reducción de pecho

La reducción de pecho se recomienda a mujeres mayores de edad que presentan unos pechos excesivamente desarrollados y desean realizarse una reducción de sus mamas, ya sea por motivos físicos o estéticos. Generalmente, estas mujeres pueden experimentar una serie de molestias que les llevan a recurrir a este tipo de intervención y les ayudan a mejorar su día a día.

Molestias físicas: dolor del cuello, espalda y hombros, secuelas neurológicas secundarias (atrapamiento del nervio cubital), secuelas objetivables a nivel de columna.

Molestias psicológicas: Vergüenza, timidez, sentimiento de falta de atractivo físico y renuncia al ejercicio físico.

La reducción de pecho ofrece un resultado excelente en estos casos ya que, además de reducir el volumen, mejora la firmeza y la forma de las mamas.

Postoperatorio de la cirugía de reducción de senos

  • Primeras 48h la paciente puede sentir molestias y sensación de tirantez.
  • A los dos días se quita el vendaje compresivo y se cambia por un sujetador deportivo sin aros.
  • Primera semana: al tercer o cuarto día ya se puede realizar una vida prácticamente normal con limitaciones en los esfuerzos con los brazos.
  • A los 7 días se retiran los puntos.
  • Primer mes: pasadas las primeras cuatro semanas se puede comenzar a realizar ejercicio físico de forma progresiva. El aspecto rosado de la cicatriz comienza a mejorar y la sensibilidad cutánea se normaliza.
  • Primer año: en Clínicas Dorsia nuestros cirujanos plásticos continúan realizando revisiones de la cirugía dereducción de pecho hasta un año después de la intervención.

Para obtener el mejor resultado, la paciente deberá de seguir todas las indicaciones médicas pautadas por nuestros cirujanos plásticos reparadores.

Deja un comentario