Corrección del lóbulo de la oreja rasgado con ácido hialurónico

Tratamiento para lóbulos rasgados con Ácido Hialurónico

El primer paso antes de comenzar con el tratamiento es acudir a una primera cita en cualquiera de nuestras Clínicas Dorsia. Una vez allí nuestro equipo médico-estético te valorará y determinará la aptitud del caso para este tratamiento. La elaboración de un diagnóstico de la piel del paciente es fundamental a la hora de personalizar el tratamiento y adecuarlo a las necesidades del paciente.

lobulos rasgados

El tratamiento de corrección del lóbulo rasgado no es apto para lóbulos muy abiertos o con rotura, para corregir este tipo de casos será necesaria una pequeña cirugía. Nuestros profesionales, en clínica, te asesorarán sobre las necesidades de tu caso.

Tras el diagnóstico se comienza el tratamiento, que está dividido en 2 sesiones, una de infiltración del producto y la segunda, de seguimiento o retoque si fuera necesario. El intervalo entre sesiones será de dos semanas.

¿A quién está dirigido el tratamiento para lóbulos rasgados con Ácido Hialurónico?

El tratamiento para la mejora del lóbulo rasgado de Clínicas Dorsia, consigue reforzar la piel del lóbulo de la oreja para aumentar su resistencia a la hora de llevar pendientes.

Con la edad o por el peso de los pendientes la piel del lóbulo de la oreja puede sufrir daños y debilitarse de forma que el agujero de la oreja aumenta de tamaño dando una apariencia antiestética. Gracias al Ácido Hialurónico se rellena la piel del lóbulo de la oreja reforzando el perímetro del agujero, sobre todo la parte interior del mismo de este modo tendremos un mejor soporte a la hora de llevar pendientes.

El Ácido Hialurónico es una sustancia presente de forma natural en nuestro organismo por lo que es totalmente biocompatible y no produce rechazos ni alergias, esto lo convierte en el relleno más seguro para tratamientos de la piel. Los resultados pueden llegar a durar 12 meses dependiendo del uso de pendientes que haga el paciente. Aun así, produce mejorías en la piel a largo plazo ya que estimula la propia creación de colágeno.

Deja un comentario